El Verdadero Costo De Los Accidentes De Bicicleta En San Francisco

Los accidentes de bicicleta son una crisis de salud pública en todo el estado de CaliforniaLos accidentes de bicicleta son una crisis de salud pública en todo el estado de California. Incluso en áreas aptas para bicicletas de San Francisco y ciudades aledañas, como Berkeley y Davis. Es crucial responsabilizar a los conductores por las lesiones, pérdidas y daños que causan. Hacer esto alienta a todos los conductores a tener más cuidado en el futuro, lo que hace que las calles del norte de California sean más seguras para los ciclistas en todas partes.

Lamentablemente, el costo real de los accidentes de bicicleta es mucho más que dólares y centavos. Muchas vidas se pierden cada año aquí mismo en el Área de la Bahía. ¿Cuál es el costo de la vida humana? Es difícil incluso imaginar poner un valor a una pérdida tan devastadora. En su lugar, nos gustaría comenzar compartiendo las historias de aquellos que se han perdido en accidentes de bicicleta en San Francisco. 

Historias Reales De Víctimas Reales

El sitio web Medium informa sobre las historias reales de las vidas perdidas en accidentes de bicicleta aquí mismo en el área de la Bahía. Cada una de estas historias pertenece a una víctima real cuya vida se vio truncada, dejando atrás amigos, familiares, carreras y un futuro brillante.

This young man was just thirty when he was killed in a bicycle accident. Two drivers actually struck Mr. O’Conner: first, a driver opened a door without looking, which threw Mr. O’Conner to the road. He was then struck and killed by another vehicle - driven by someone who either wouldn’t or couldn’t stop in time to prevent his death. The road Mr. O’Conner was riding on is more than 45 feet wide. It has two lanes of traffic and two lanes for parking, but no bike lane. The lack of safe bike lanes continues to be a significant public health risk to bikers here in San Francisco.

Tess Rothstein’s death bears eerie similarities to that of Devlin O’Conner. Both cases involved a young biker, just thirty years old, who was struck by a driver opening a door. Like O’Conner, Ms. Rothstein was also struck by another vehicle while on the ground. The street on which she was killed had already been designated as a “High Injury Corridor.” Still, despite this, it too had no protected bike lane.

Russell Franklin was struck and killed by a driver while riding near Howard and South Van Ness.

Gregory Blackman was killed in a hit and run accident at the corner of Taylor and Turk. The driver of a BMW struck him, fled the scene, and was eventually arrested.

Kevin Manning operated a pedicab. He was struck by a hit and run driver while working. He survived for two painful weeks before succumbing to his injuries. His passengers - a mother, 32, with her daughter, 5 - were injured but survived the accident.

Gashaw Clark graduated from Harvard in 2014. He was only 25 years old when he was struck and killed while riding his bike at Mission Bay and 3rd St.

Katherine Slattery was just 26 when she was struck and killed by a BMW that had run a red light. The driver of the SUV did not stop after killing Ms. Slattery. This area, too, was known to the City to be dangerous. Multiple requests for safety measures had been ignored by the Mayor’s office, the Transit Authority, and the office of Supervisor Jane Kim.

Heather Miller was struck and killed by a BMW in Golden Gate Park. According to witnesses, the driver was speeding and also did not stop after killing the victim.

An unidentified man was killed after being hit head-on by a wrong-way driver. This incident reminds us that some victims of bicycle accidents will never be known. We need to tell the stories of these “silent victims” as well so that they too might have their stories told. The driver who struck this cyclist was eventually arrested for vehicular manslaughter 

In 2015, Mark Heryer was struck and killed by a city bus while riding on Market Street. There were no protected bike lanes on this area of the road. After Ms. Heryer’s death, the SFMTA (which operated the bus that struck him) recommended no changes or safety improvements in that area. Mr. Heryer left behind a wife, a young daughter who is only eight years old.

Mr. Pinkerton-Devito was only 23 when he was struck and killed by a San Francisco Police Department cruiser in McLaren Park. Residents in the area told the San Francisco Chronicle that they often see police driving fast through that area. Still, no official cause of the accident has been released.

A witness saw a Honda Civic “blow through a red light,” striking and killing Mr. Vinson, who was properly waiting in his lane for the light to turn green. It is not known if criminal charges have been filed, or traffic citations were issued, or if Mr. Vinson’s family was ever able to recover their damages for wrongful death in a civil court 

Cheng Jin Lai was also struck and killed by a city bus while riding his bike. The bus was not equipped with a wheel guard - a critical piece of safety equipment that could have saved Mr. Lai’s life.

Young Amelie, just 24 years old, was struck and killed by a truck. The driver was trying to make a right turn onto Sixth Street from Folsom.

Mr. Mitchell was just 21 years old when he died after being run over by a garbage truck. The garbage truck driver made a right turn onto Van Ness but didn’t know he had struck and killed someone until witnesses flagged him down a block away from the accident scene.

A concrete mixing truck hit and killed Ms. Sullivan near King Street. The area had bike sharrows but no bike lane. Ms. Sullivan’s friends arranged a procession through the Panhandle after her death. 

Robert Yegge died at the age of 22 after being struck and killed by a truck on Oak. He lingered in a coma for several days before dying in the hospital. At the time of his death, he was one class short of graduating with a degree in biochemistry from the University of San Francisco.

Nancy Ho was a young writer and freelance web designer. She died at the age of 25 after being struck and killed by a delivery truck. She had planned to travel the world after living in San Francisco.

Derek Allen was also struck and killed by a municipal bus. Just 22 at the time of his death. Mr. Allen was struck from behind by a city bus headed in the wrong direction. Witnesses and photographs corroborated this fact, but the official version of events is unknown because SFPD reports are not available to the public.

Nils Linke was struck and killed by a drunk driver at the age of 22. The driver had just left the Kokarri, having drunk enough to put him over the legal limit. His girlfriend was also in the car and saw Mr. Linke before the driver did. Despite her yelling at him to stop, the driver struck Mr. Linke from behind, killing him. Both the driver and the girlfriend fled the scene and left Mr. Linke bleeding on the sidewalk. Police found the couple later that night. Mr. Linke was visiting from Germany.

Ms. Gonzalez was hit by a driver who initially fled the scene of the accident. He turned himself in two hours later. The force of the collision had broken 24 bones in her body and left her with permanent brain damage. It also instantly killed her dog Ari, who she was carrying in her sweater as she rode her bike that night. Ms. Gonzalez could not speak or move on her own after the accident. She required a ventilator to breathe. Though she held on for three years after the collision, she would eventually succumb to her injuries, dying in the home of her parents.

Sarah Tucker was struck and killed by a minivan while riding her bike on Polk near Geary. The driver was speeding through a yellow light when he hit Ms. Tucker - then ran from the accident. Almost fifteen years later, the driver is still at large, and there are still no bike lanes on either Polk or Geary.


¿Cómo Se Pone Precio A La Vida Humana? 

En accidentes horribles y trágicos como estos, puede ser difícil, si no imposible, tratar de poner un valor a la vida humana. ¿Cómo puede una demanda por muerte injusta compensar la pérdida de una vida humana? Los padres que deben enterrar a sus propios hijos, los niños que crecerán sin un padre, el amado cónyuge que ha perdido un compañero en todas las actividades de la vida. Estas víctimas nunca serán reparadas. Si bien un caso por muerte por negligencia no puede mitigar este sufrimiento, puede brindar cierta sensación de cierre a quienes se quedan atrás.

Es importante responsabilizar a los conductores negligentes cuando destruyen una vida humana. Este hecho sirve como un claro recordatorio para que todos los conductores tengan más cuidado en las carreteras de San Francisco. También ayuda a las víctimas a lograr un pequeño sentido de la justicia, incluso si sus vidas nunca volverán a ser las mismas.

Demandas Por Muerte Por Negligencia

Demandas Por Muerte Por NegligenciaLa ley de muerte por negligencia de California especifica qué familiares sobrevivientes tienen derecho a presentar una demanda por muerte por negligencia. Sin embargo, no determina la cantidad que se puede reclamar en un caso de muerte por negligencia. Entonces, ¿cómo valora un abogado o un ajustador de demandas un caso por muerte injusta? Primero, hay gastos tangibles que se pueden documentar con recibos. Los costos relacionados con un funeral, entierro, cremación o memorial pueden comprobarse en una demanda por homicidio irresponsable.

Estos son gastos que estaban directamente relacionados con la muerte por negligencia. También son fáciles de probar con recibos y facturas. Su abogado lo ayudará a documentar y presentar estos gastos y probar el valor si la defensa impugna alguno de estos gastos. Los salarios perdidos del difunto son una demanda común en un caso por muerte injusta. El testigo experto (generalmente un economista) tomará los salarios que ganaba la víctima en el momento de su muerte y los usará para proyectar lo que la víctima habría ganado hasta la edad de jubilación.

El economista ajustará la compensación por inflación y promociones. El economista también calculará el valor de los beneficios laborales, como el seguro médico y las contribuciones del empleador a una cuenta de jubilación. Este curso de acción le permite al testigo experto calcular un valor exacto de las ganancias que la víctima habría ganado entre el momento del accidente y cuando finalmente se jubilaría.  

Pérdida De Consorcio

Como parte de un caso de muerte por negligencia, un cónyuge sobreviviente tendrá una demanda por “pérdida de consorcio”. La pérdida de consorcio es un tema que se refiere a las pérdidas intangibles que sufre un cónyuge como resultado de una muerte por negligencia. Por ejemplo, un cónyuge se verá privado del amor, el compañerismo y las intimidades físicas del matrimonio. El sobreviviente se ve privado de una relación marital esencial.

El demandado tiene la obligación legal de compensarlo por estas pérdidas, incluso si no pueden valorarse fácilmente. Si bien estas pérdidas no son fáciles de valorar con pruebas tangibles y datos, son pérdidas reales. A menudo son el componente más grande de una indemnización por muerte injusta. Los jurados entienden el dolor y la pérdida e imaginan cómo se sentirían si perdieran a su propio cónyuge.

Los familiares sobrevivientes deben trabajar con un abogado de accidentes de bicicleta en California que comprenda estas pérdidas y, lo que es más importante, cómo probarlas de manera efectiva ante un ajustador de casos de seguros o un jurado. La ley de California sólo reconoce la pérdida de demandas de consorcio para los cónyuges. Algunos otros estados extienden las demandas por pérdida de consorcio a padres e hijos.

Por ejemplo, un niño se ve privado de la guía, el afecto y el apoyo emocional crítico adicional de los padres. El hecho de que esto no se aplique a las víctimas en California es una triste brecha en la ley de California. Imagine la devastadora pérdida personal de los padres que deben enterrar a su hijo prematuramente debido a la negligencia de un conductor. Solo pueden recuperar una compensación por pérdidas documentadas (como gastos de entierro y salarios perdidos). La ley no reconoce nada por las devastadoras pérdidas emocionales que han sufrido.

No obstante, sigue siendo esencial que los padres y los niños presenten demandas por muerte injusta. Incluso si los daños son limitados, estos casos aún cumplen un propósito vital. El conductor negligente es llamado a la corte para que rinda cuentas por sus acciones. Los miembros de la familia sobrevivientes pueden obtener una medida de cierre, ya sea obteniendo un fallo formal de negligencia o mediante la adjudicación limitada de sus daños compensatorios. Y, en última instancia, las carreteras de California se vuelven más seguras para todos cuando los conductores negligentes son llamados por la justicia y obligados a responder por su conducta letal.

Reclamaciones Por Lesiones Personales

Reclamaciones Por Lesiones Personales

Por supuesto, no todas las víctimas sucumben a sus lesiones. Las víctimas de accidentes de bicicleta tienen derecho a ser compensadas por sus lesiones y pérdidas. Estos incluyen pérdidas tangibles, como daños a la propiedad de su bicicleta o equipo. Las pérdidas tangibles también incluyen sus salarios perdidos. Determinar la suma de los salarios perdidos a menudo es un simple cálculo de las horas que perdió multiplicadas por su tarifa de pago por hora.

En los casos de incapacidad permanente, este cálculo se vuelve más complicado porque el demandado debe compensarlo por la disminución permanente de su potencial de ingresos. Es posible que se requieran testigos expertos (como un consejero vocacional y un economista) para probar el valor de la reducción permanente de su potencial de ingresos. Un acusado también tiene la obligación legal de compensarlo por todas las facturas médicas en las que ha incurrido debido al accidente.

Todas las facturas del servicio de ambulancia, departamento de emergencias, cirujano, centro para pacientes hospitalizados, consultas con especialistas, pruebas de diagnóstico y atención de seguimiento con su proveedor de atención primaria pueden incluirse en su demanda. También incluye servicios de rehabilitación como fisioterapia, terapia ocupacional, servicios quiroprácticos e incluso terapia del habla. A menudo, el valor de estos costos se puede probar simplemente sumando el total de las facturas que recibe.

Pero también se requiere que el acusado pague por cualquier gasto médico futuro en el que usted incurra debido a sus lesiones. Para comprobar estos gastos, es probable que su abogado tenga que contratar a expertos médicos y financieros (como un planificador de atención de la vida) para establecer qué atención se requerirá y cuánto costará. Para las víctimas que tienen una discapacidad permanente, se requerirá una compensación mucho mayor para pagar los costos y el sufrimiento de por vida que deben soportar.

Su compensación por dolor y sufrimiento será mayor que el de las víctimas que pueden recuperarse rápidamente de sus lesiones. Las víctimas que tienen discapacidades permanentes también tendrán gastos más tangibles. Es posible que se requieran modificaciones en el hogar (como una rampa para sillas de ruedas o un baño accesible). 

Habrá atención médica y tratamiento continuos, y algunas víctimas incluso podrían necesitar atención domiciliaria de tiempo completo. Estos gastos tangibles pueden costar millones de dólares durante toda una vida de atención. Cuando se agrega a los costos intangibles del dolor y el sufrimiento, es fácil ver por qué los jurados a menudo otorgan importantes indemnizaciones por lesiones personales a las víctimas de accidentes con discapacidades permanentes.  

Dolor Y Sufrimiento

Dolor Y SufrimientoEn un caso por muerte por negligencia, los familiares sobrevivientes demandan por su propio dolor y sufrimiento en una demanda por pérdida de consorcio. Esto se debe a que el caso de dolor y sufrimiento de la víctima de lesiones no sobrevive a su muerte. Pero cuando la víctima sobrevive, el acusado debe compensarla por el dolor y el sufrimiento que conllevan las lesiones del accidente. Dolor y sufrimiento es un término amplio que cubre muchas pérdidas intangibles.

Primero, cubre el dolor físico y el sufrimiento que soportará la víctima mientras se recupera de las lesiones. Esto puede ser significativo, especialmente si la víctima debe someterse a una cirugía ortopédica compleja o dolorosas sesiones de fisioterapia. Pero el dolor y el sufrimiento no se limitan a sus lesiones físicas. Muchas víctimas de accidentes también sufren lesiones emocionales. Es posible que experimente un trastorno de estrés postraumático (TEPT).

El PTSD (Post Traumatic Stress Disorder) es una condición muy real y poderosa que afecta a muchas víctimas de accidentes. Existen tratamientos altamente efectivos y el acusado tiene la obligación legal de pagar los medicamentos o la terapia para ayudar a controlar los síntomas causados ​​por el accidente. Algunas pérdidas son más difíciles de ver. Tal vez tuvo que abandonar por completo su amado pasatiempo de andar en bicicleta después de lesionarse en un accidente. Tal vez tenga una discapacidad permanente y no pueda sostener a sus hijos o caminar por el escenario en su ceremonia de graduación.

Estas son pérdidas genuinas. También son difíciles de valorar, lo que significa que la compañía de seguros casi seguramente intentará pagarle lo menos posible por una compensación cuando haga una oferta de liquidación. Un abogado con experiencia en accidentes de bicicleta en San Francisco sabrá cómo demostrar el valor total de estas pérdidas a un ajustador de demandas o, si es necesario, a un jurado.

Abogados Con Experiencia En Accidentes De Bicicleta De San Francisco Para Proteger A Las Víctimas Y A Sus Familias

Los mejores abogados de accidentes de bicicleta en California están aquí en Arash Law. Nuestros abogados con experiencia en lesiones personales trabajan con las víctimas y sus familias para asegurar la compensación a la que legalmente tienen derecho. Atendemos a clientes en San Francisco, Riverside, San José, San Diego, Sacramento, Sherman Oaks y en todo California. Hemos recaudado más de 200 millones de dólares para clientes en todo el estado.  

Nuestros abogados de accidentes de bicicleta en California tienen décadas de experiencia. Saben cómo negociar ofertas de acuerdos justos con las compañías de seguros. También sabemos cuándo rechazar una oferta de liquidación baja y llevar su caso a juicio. Llame al (888) 488-1391 para programar su consulta gratuita o contáctenos en línea por internet en cualquier momento.  

Luchamos arduamente por las víctimas de accidentes de bicicletas de California y sus familias para mantener las carreteras más seguras para los ciclistas de todo el estado. Estamos a sus ordenes las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Hablamos varios idiomas. 


    ¡Y dilos si escuchaste el comercial en el radio de “Sana-sana colita de rana, si no sanas hoy, Sanarás mañana”!

    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on linkedin
    LinkedIn
    Con o Sin Papeles, Tienes Derechos! Más de $200 Millones Recuperados
    SI NO GANAMOS, NO COBRAMOS
    SI NO GANAMOS, NO COBRAMOS